Cracovia, una sorpresa inesperada

En 2015 mientras estudiábamos en la Universidad de Málaga, decidimos hacer un viaje que nunca olvidaremos.

Desde pequeña me interesé por la historia, en concreto la Segunda Guerra Mundial, y veía numerosos documentales. Siempre estuvo muy presente en aquellos reportajes el Campo de Concentración de Auschwitz, pues fue el mayor de los establecidos durante el régimen nazi. Nos hacía mucha ilusión visitarlo y para ello decidimos viajar a Polonia, en concreto a Cracovia, en polaco, Krakow.

En este post, os mostraré nuestro viaje de 3 días a Cracovia, nuestras experiencias, lugares que visitamos, dónde comimos, y algunos otros detalles que os pueden resultar muy útiles.

Ya os adelanto que Cracovia es una ciudad que os dejará encantados. ¿Os gustaría conocer más sobre ella?

Cracovia, Polonia

Día 1, Conocemos el barrio judío de Kazimierz:

Eran las 4 de la mañana cuando salimos de casa en dirección al aeropuerto de Málaga. Si no fuese porque nos íbamos de viaje no nos hubiésemos levantado con tantas ganas.

El vuelo desde Málaga dura algo más de tres horas y media y nos costó alrededor de 120€ ida y vuelta por persona.

Plaza del Mercado, Cracovia

¿Cómo ir desde el aeropuerto de Cracovia al centro?

Cracovia

El aeropuerto de Cracovia está a unos 15 kilómetros del centro de la ciudad y son varias las opciones que hay para llegar:

  • Coche: Podéis alquilar un coche justo en el aeropuerto y se tarda unos 25 minutos. Es una buena opción si tenéis pensado moveros por más pueblos y ciudades.
  • Bus: Esta es la opción que nosotros escogimos. Se tarda unos 40 minutos, ya que es un autobús urbano que realiza varias paradas. Durante el día hay dos líneas que van hasta el centro, el 208 que pasa cada hora y va hasta la estación de trenes principal de Cracovia “Dworzec Glówny Wschód”, y el 252 que pasa cada media hora, pero va hasta el Centro de Congresos “ICE Krakow”. Para los que lleguéis de noche al aeropuerto, hay una línea, la 902 que trabaja desde las 23:30h y las 05:00. Los billetes se compran en las máquinas que están situadas en la parada de autobús. Cuesta 4,00 PLN (0,95€ aproximadamente.). Al entrar en el autobús veréis una máquina amarilla en la que se valida el billete de bus. Es my fácil, ya veréis hacerlo.
  • Taxi: Otra opción si tenéis prisa, es coger un taxi que sale por unos 90 PLN (21€ aproximadamente).

CONSEJO:

La moneda de Polonia es el Zloty o PLN y, aunque puede variar dependiendo del día, 1€ son 4 zlotys aproximadamente. Aunque el cambio sea de 1€ por 4 PLN, a la hora de cambiar siempre será algo menos ya que las casas de cambio tienen que ganar. Cada casa de cambio tiene sus propios precios, por eso es bueno comparar antes de cambiar.

¿Dónde nos alojamos?

El hotel elegido fue el Ibis Budget que nos costó en torno a 20 euros por persona y noche con el desayuno incluido.

Aconsejamos este hotel pues, aparte de estar muy bien de precio, tiene muy buena situación, a unos 10 min andando del centro histórico y a pocos metros de la estación de tren y la parada del metro.

Nuestro primer día por la ciudad:

Cracovia

Llegamos al aeropuerto de Cracovia sobre las diez de la mañana y antes de salir de allí cambiamos algo de dinero, lo suficiente para poder coger el autobús hasta el centro de Cracovia, ya que el cambio de divisa en el aeropuerto es más caro.

Justo antes de salir del aeropuerto veréis varias compañías que realizan el cambio de euros a Zlotys. Recordad que  en Polonia no se utiliza el euro.

Soltamos las maletas en el hotel y aprovechamos que llegamos temprano, para callejear y empezar a conocer la ciudad.

Lo primero que hicimos fue dirigirnos al centro histórico y buscar una casa de cambio, para cambiar el dinero.

Cracovia, Polonia

Recuerdo que cambiamos 200€, ya que en Polonia con el cambio de divisa todo es mucho más barato, y el último día no sabíamos ya donde gastar el dinero. 

CONSEJO:

Por las calles del centro veréis muchas casas de cambio anunciando en las puertas el precio de divisas. No cambiéis en la primera que veáis, lo mejor es dar un paseo y comparar varios sitios para ver cual tiene el mejor cambio.

Una vez con dinero en los bolsillos, nos adentramos de lleno en el casco histórico de la ciudad.

CONSEJO:

En la mayoría de los sitios se puede pagar con tarjeta de débito o crédito, pero siempre es bueno llevar efectivo para prevenir cualquier imprevisto.

Lo primero que visitamos fue la Plaza del Mercado, Rynek Glówny, la plaza medieval más amplia de toda Europa. Está rodeada por edificios con arquitectura burguesa y palacios de origen medieval. Destacan los numerosos puestos de flores y los hermosos coches de caballos que circulan por ésta.

Plaza del Mercado, CracoviaCarruaje de caballos, CracoviaCracovia

Es el centro de interés de la mayoría de personas que visitan Cracovia, y es que en esta plaza conviven algunos de los edificios más visitados, entre ellos:

  • Basílica de Santa Maria, de estilo gótico, es la iglesia más visitada en Cracovia. Algo curioso es que todos los días, cada hora, sale un trompetista que toca una melodía llamada hejnat mariacki. Nosotros visitamos su interior, y nos costó 5 PLN por persona (1,00€ aprox). Normalmente cuesta 10 PLN para los adultos, pero para los niños y estudiantes son 5PLN. Una de las cosas que nos gustó de esta ciudad es que al llevar nuestros carnets de la universidad la mayoría de los monumentos nos salieron a mitad de precio, incluso algunos gratis.

Basílica de Santa MaríaBasílica de Santa MaríaInterior Basílica de Santa María

  • Iglesia de San Adalberto. Es una iglesia de origen medieval, muy bien conservada, y de las más antiguas del país. La encontraréis sin problema, pues está situada en una de las esquinas de la plaza. Nosotros solo vimos su exterior.
  • Lonjas de Paños, Sukiennice. En el centro de la plaza se sitúa un edificio de grandes dimensiones que destaca con respecto a los demás. Se trata de un antiguo centro de negocios que actualmente actúa como mercado albergando numerosas tiendas con productos típicos de Cracovia. A nosotros este lugar nos encantó, os aconsejamos que lo visitéis y veáis la cantidad de productos artesanos que venden.   

Lonjas de Paños, Sukiennice

  • Torre del Ayuntamiento. Unos de los edificios de estilo gótico que llaman la atención el la plaza del mercado, es la torre del ayuntamiento que se eleva a unos 70 metros aproximados de altura. Puede subirse a los pisos superiores de la torre y el precio es de 7 PLN para adultos (1,50 aprox.).

¿?Sabías que…

La Plaza del Mercado fue denominada “Adolf Hitler Platz” durante la ocupación de Polonia por los nazis.

Aprovechando la hora de comer, y aconsejados por otro grupo de viajeros, nos dirigimos a uno de los llamados “bares de leche”, denominados así los bares de comida rápida y barata.

Almorzamos en el “Gospoda Koko”, muy cerca de la Plaza del Mercado. El menú cuesta 3,50€ y consta de una sopa, una ensalada y un plato a elegir. Es una forma fácil y barata de comer comida polaca. Fue nuestro primer contacto con la comida típica polaca y la verdad, salimos bastante contentos. La carta estaba en polaco e inglés.

A continuación, decidimos probar por primera vez hacer un Free Tour. La verdad es que a nosotros nos gusta preparar nuestros recorridos desde casa con tiempo, y hacernos nuestras guías, pero esta vez decidimos probar algo nuevo.

La compañía es Cracow Free Tours, y ofrece numerosos tours gratis. Entre ellos, el casco antiguo de la ciudad, el barrio judío Kazimierz y Secretos de Cracovia por la noche. No hay que reservar con antelación, sino que establecen un punto de encuentro y una hora a la que acudir y al final del recorrido el turista decide lo que quiere pagar.  Nosotros decidimos escoger el tour del barrio judío de Kazimierz.

El tour duró dos horas y medias aproximadamente y visitamos distintos lugares del barrio judío Kazimierz: varías sinagogas, entre ellas la sinagoga más antigua de Cracovia, el antiguo gueto del distrito Podgórze y varios escenarios de la película “La Lista de Schindler”.

Sinagoga Cracovia

El tour finalizó en la fábrica de Schindler, pero no la visita… y es que, para nuestra sorpresa, nuestra guía ofrecía una excursión privada por el interior de la fábrica de Schindler. La visita nos costó 30 PLN por pareja. La entrada a la fábrica es de 24 PLN para los adultos y 18 PLN para los estudiantes, aunque los lunes (exceptuando el primero de cada mes) es gratis. Así que el precio de la visita con la guía estaba bastante bien.

Fábrica de ShindlerFábrica de Shindler

Teníamos muchas ganas de conocer la fábrica de Oskar Schindler, y tuvimos mucha suerte de hacer esta visita guiada ya que aprendimos cosas que por separado seguramente no habríamos entendido. La duración de la visita fue de 2 horas. 

Durante la visita a la fábrica vimos las ollas originales que se fabricaron durante la ocupación nazi en Polonia, así como ejemplares de periódicos de la época, marionetas de teatro, fotografías de judíos trabajadores, etc.

Ollas, fábrica de ShindlerFábrica de ShindlerPeriódico fábrica de ShindlerFábrica de Shindler

Una de las cosas que más llaman la atención de la visita a la fábrica, es que a la entrada te dan una especie de pasaporte y a lo largo de la visita lo vas sellando con distintos sellos de la época. Un recuerdo muy original. Nosotros tenemos un cuadro con muchos recuerdos de nuestro viajes (billetes de tren, de avión, tickets de visitas, etc) y los tenemos enmarcados de recuerdo.

La guía, aunque de nacionalidad polaca, hablaba perfectamente el español y fue muy simpática. Al terminar la visita a la fábrica cogimos el tranvía con ella hasta el centro de la ciudad y hablando tuvimos la ocasión de poder conocer un poco más sobre la vida en Polonia.

Fue una visita fantástica, que no dudaríamos en volver a repetir y que aconsejamos que hagáis si visitáis Cracovia.

Consejo #3:

Cracovia tiene muy buena conexión de metro/tranvía con todos los puntos de la ciudad. El ticket se saca en el interior del mismo, y el precio depende del tipo de ticket que saquéis. Éstos van por duración del trayecto, los hay desde 10 minutos hasta 40 minutos, por lo tanto, tenéis que calcular cuánto dura el recorrido que queréis hacer antes de sacarlo. Una vez que tengáis el ticket, tenéis que sellarlo en una máquina que hay en el interior del metro de color amarilla.

Fue un día muy completo, pero imaginaos lo cansados que estábamos después de cuatro horas y media de tours, así que decidimos comer algo rápido en el Centro Comercial Galería Krakowska, cerca del hotel, e irnos a dormir. Para ser el primer día no estuvo nada mal, ¿no creéis?

 

Día 2, Visitamos el casco histórico y el Castillo de Wawel:

Cracovia

Nuestro objetivo principal de viajar a Cracovia era visitar el Campo de Concentración de Auschwitz, y contratamos una excursión desde España para el segundo día.

Pero tuvimos un problema, para nosotros una mala experiencia, aunque finalmente acabó bien. A veces cuando viajamos tenemos que tener en cuenta que pueden ocurrir imprevistos. Pues bien, me levanté con síntomas de gastroenteritis, lo suficiente como para no poder montarme en el autobús durante una hora hasta el campo. Decidimos ir a la oficina de la agencia, y aunque al principio no querían cambiarnos el día, finalmente cedieron y nos dejaron plaza para el día siguiente, aunque la excursión sería en inglés.

A continuación, fuimos a una farmacia, y pudimos solucionar el problema y aprovechar nuestro segundo día en esta maravillosa ciudad.

Todo este ajetreo nos resultó incómodo pues nos cambió nuestros planes por completo. Os contamos esto, para haceros ver que a la hora de realizar un viaje tenemos que ser lo más flexibles posible ya que los imprevistos o los problemas que puedan surgir pueden hacer cambiar nuestros planes por completo, pero no por ello tiene que ser un mal viaje.

Consejo #4:

Es muy importante que cuando salgáis de España y estéis dentro de Europa, llevéis vuestra tarjeta sanitaria europea que podéis solicitar por internet y os cubre en caso de que necesitéis visitar algún médico.

Como tuvimos que cambiar nuestros planes, lo que teníamos pensado hacer en el tercer día lo cambiamos para el segundo día. ¿queréis saber qué visitamos?  Seguid leyendo pues aun os queda mucho que ver.

Este día lo dedicamos a ver monumentos y otros lugares que aún nos quedaba por ver en la ciudad.

La Barbacana:

La Barracana

Comenzamos por la Barbacana, una fortificación medieval construida en 1499. Está muy bien conservada, y aunque no hay mucho que ver en el interior, si realizas la visita combinada con las murallas, os adentraréis en el pasado de la ciudad. Ambas visitas se encuentran situadas muy cerca, y el precio es de 8 PLN, 2€ aproximadamente. 

La BarracanaLa BarracanaLa BarracaLa Barracana

Parque Planty:

Parque Planty

A continuación, paseamos por el parque Planty, que bordea todo el casco antiguo de la ciudad. Es un lugar envuelto de naturaleza en el que se percibe un ambiente agradable y tranquilo. Los colores primaverales y los árboles florecidos retratan auténticos lienzos y postales. No está nada mal para relajarse e incluso comerse unos bocadillos contemplando sus verdes paisajes.

Parque PlantyParque Planty

Castillo de Wawel:

Y llegamos al Castillo de Wawel, situado sobre la Colina de Wawel junto a la orilla del río Vístula. Es el lugar histórico y cultural más importante de Polonia. Se encuentra a tan solo a 15 minutos andando de la Plaza del Mercado.

Parque Planty, Castillo WawelCastillo Wawel

Este castillo fue durante siglos la residencia de los reyes. Actualmente es usado para bodas, coronaciones y celebraciones del estilo, aunque en su interior hay varias salas abiertas al público, entre ellas, los salones de Estado, salones de invitados, apartamentos reales, el tesoro y la sala de armas, entre otras.

El precio de la entrada varía dependiendo de las estancias que queráis visitar. A la hora de comprar la entrada podéis elegir qué queréis visitar. Junto al mapa del castillo os dan una cartilla en la que marcan las estancias a las que podéis entrar y la debéis enseñar en la puerta de cada sala.

Solo por ver el patio interior del castillo y su arquitectura compuesta de elementos románticos y de estilo gótico, merece la pena entrar.

Castillo WawelCastillo WawelCastillo Wawel

Nada más entrar al castillo hay un edificio que se lleva todas las miradas, es la Catedral del Wawel, una iglesia de estilo gótica. Es la más importante de Polonia y punto de interés para la celebración de funerales y coronaciones de sus monarcas.

Catedral WawelCatedral Wawel

Uno de los departamentos que visitamos y os recomendamos es la Cueva del Dragón de Wawel. Hay una leyenda sobre este dragón muy famosa en Cracovia.

Dragon Wawel

Podéis dejarla para el final, ya que la salida da al río en el que podéis tomar unas bonitas fotos. Junto al río habían grupos de personas disfrutando del sol y un mercadillo tradicional en el que vendían souvenirs del castillo y su dragón.

Río VístulaRío Vístula

Barrio Kazimierz:

Barrio Kazimierz. Cracovia

Tras comer, nos dirigimos al barrio Kazimierz, ya que al hacer el tour el día anterior nos gustó algunos puntos y queríamos explorarlos con más detenimiento.

Se trata de un barrio judío en el que hay varias sinagogas, cementerios judíos, y toda una historia entre sus muros. Nos dirigimos a una localización muy famosa de una película que ha marcado el cine, La lista de Schindler.

Para los que la hayáis visto, hay una imagen muy popular de la película en la que salen los nazis desalojando el gueto en un patio interior, en el que empiezan a lanzar maletas por los balcones, y un niño se esconde detrás de unas escaleras. Este patio está entre las calles Jozefa y Meiselsa  (Bożego Ciała 17, 33-332 Kraków, Polonia).

Barrio Kazimierz, La lista de SchindlerBarrio Kazimierz, La lista de SchindlerBarrio Kazimierz, La lista de SchindlerBarrio Kazimierz, La lista Schindler

Se considera una de las escaleras más famosas de toda la historia del cine. Decidimos sentarnos y recordar la escena, comenzó a llover, no había ni un alma por la calle, era nuestro momento. Un silenció se apoderó del ambiente y simplemente comenzamos a disfrutar cada cual con su historia. Recomiendo visitar este lugar y adentrarse en aquella escena que tanto ha marcado la historia del cine y de la vida.

A continuación, nos dirigimos a una farmacia muy significativa en Cracovia, llamada la Farmacia del Águila. No os podéis ir de la ciudad sin visitar esta farmacia. Fue un lugar de refugio para muchos judíos, y sirvió de ayuda médica a muchos otros. En el interior se encuentra una exposición muy interesante con mobiliario de la época, utensilios, medicamentos, etc.

La farmacia se encuentra en Plac Bohaterów Getta 18. El precio para adultos es de 10 PLN y para estudiantes 8 PLN, excepto los lunes que la entrada es gratuita.Farmacia del Águila

Frente a la farmacia se encuentra una de la plazas más usadas en el cine: la Plaza Bohaterów. Pero, ¿por qué es tan famosa? Pues es aquí donde se seleccionaban a los judíos para ser llevados a los diferentes campos de concentración.  Como comprobaréis, aún siguen las vías de tren junto a esta. Según la historia que nos contó la guía, las personas venían a esta plaza con una silla pues tenían que pasar varias horas de espera antes de coger el tren. De ahí, que pusieran las sillas como homenaje para recordar a los judíos que partieron de este lugar hacia el infierno.

 Plaza Bohaterów

Nuestra siguiente parada fue la Sinagoga Remuh, que es la más pequeña del barrio judío Kazimierz, pero la única que hoy día continúa activa.Sinagoga Remuh

Nunca antes habíamos entrado en una sinagoga, y nos llamó la atención que para su entrada es obligatorio que los hombres usen un Kipá, una especie de sombrero en forma de cúpula. El interior es pequeño, pero tiene un cementerio en su patio que aún conservan inscripciones en hebreo.

Cementerio Sinagoga RemuhCementerio Sinagoga RemuhCementerio Sinagoga RemuhCementerio Sinagoga Remuh

Ya de noche, no podíamos perder la oportunidad de cenar en el escenario de una de nuestras películas favoritas, por eso volvimos a la famosa escalera que os comenté anteriormente y cenamos en un restaurante que se encuentra justo al lado.

El restaurante se llama Restaurante Starka, tenía muy buenas opiniones, y más aún en un lugar inmejorable. El lugar es acogedor, cocina tradicional polaca de calidad, y además tienen carta en inglés.

Restaurante StarkaRestaurante Starka

El mejor lugar para terminar nuestro segundo día en Cracovia.

 

Día 3, Conocemos parte de la historia más negra:

Para nosotros el gran día, el punto culmen de nuestra visita a Cracovia, y dicen que lo bueno se hace esperar, pues así fue.

Pero aunque hicimos el viaje centrados en el campo de concentración de Auschwitz, con muchas ganas de visitarlo, la verdad es que Cracovia nos dio una sorpresa, nos encantó, la ciudad en sí tiene una belleza espectacular, y una historia y cultura mejor aún.

Campo de Concentración de Auschwitz

Para este día hemos decidido realizar otro post, pues os queremos contar con todo detalle nuestra visita al campo de concentración, queremos situaros de alguna forma allí con nosotros, y por lo tanto se merece un espacio aparte.

Deciros que esta visita nos marcó un antes y un después en nuestras vidas. De hecho, no paraba de leer libros de historia muy relacionados con la Segunda Guerra Mundial.

Es más, un mes antes de visitar el campo leímos un libro llamado “La bibliotecaria de Auschwitz” de Antonio G. Iturbe, muy recomendable, que nos situó de alguna forma en aquel momento, en las vivencias de algunos presos y en concreto en un barracón, que pudimos ver el día de nuestra visita. Leer este libro para nosotros significó mucho antes de realizar la visita, pues cada rincón que describe el autor pudimos verlo en persona y recordar a nuestra querida protagonista Dita.

A día de hoy, no hemos vuelto a coger ningún libro relacionado con aquella triste época, quizás por lo que allí vimos y vivimos.

De vuelta a Cracovia tras la excursión decidimos hacer una visita por el centro, tomar unos helados, y sentarnos en la Gran Plaza.

Para cenar decidimos ir a un lugar muy famoso en Cracovia. Una de las cosas que nos gusta al viajar es probar lugares diferentes, destacados por otros viajeros, y es que es otra forma de conocer el mundo y sus ciudades, probando su gastronomía.

Polonia tiene una mezcla de gastronomía eslava, turca, alemana, húngara, judía y francesa. Comer en este país es muy barato, lo comprobamos en restaurantes de lujos en los que comimos dos personas por unos 20€ y en restaurantes de comida rápida en los que los menús no costaban más de unos 4€. Un helado pequeño en Polonia puede costarte unos 0.50 cent. Por lo tanto, a la hora de viajar a Cracovia debemos tener en cuenta esta ventaja.

El restaurante que escogimos en nuestra última noche en Cracovia fue Bianca, situado en plena Plaza del Mercado. Estaba uno de los primeros en TripAdvisor, así que probamos suerte. La situación es inmejorable, pues mientras cenábamos en su terraza, paseaban los hermosos coches de caballo ofreciendo de aquella plaza iluminada una estampa única. Cenamos muy bien, muy buen trato y el precio mejor aún, teniendo en cuenta que es un restaurante situado en uno de los mejores sitios de Cracovia.

Antes de terminar el post y despedirnos de esta magnífica ciudad, os dejamos un listado de algunos platos típicos de Cracovia que tenéis que probar:

  • Obwarzanek: Rosquillas de pan, que encontrareis por numerosos quioscos azules por todo Cracovia. Cuestan 1.50 zlotes, que equivale a unos 0,25 cent.

Obwarzanek, Cracovia

  • Zurek: Sopa polaca elaborada a base de harina de centeno y carne. Esta sopa suelen servirla en un pan.
  • Zupa pomidorowa: Sopa de tomate con verduras y pasta o arroz.
  • Pierogi z mięsem: Empanadillas de carne.
  • Pierogi ruskie: Empanadillas de queso y patata.
  • Oscypek: Queso ahumado elaborado a base de leche de oveja de las montañas de Tatra. Este queso podéis encontrarlos en cualquiera de los puestos de comida que encontrareis por las calles de Cracovia.
  • Goulash: Estofado preparado a base de carne de cerdo, cebolla y pimentón que suele acompañarse con ensalada de patata.

El último día en Cracovia solo nos dio para levantarnos temprano e ir al aeropuerto a coger el avión de vuelta.

Nos despedíamos de una de las ciudades más bonitas que hemos visitado, pero fue un hasta luego, ya que no tardaremos mucho en volver, y es que Cracovia tiene algo especial, algo que te llama y pronto volveremos a esta ciudad llena de vida, historia y cultura.

¿TE HA GUSTADO? COMPÁRTELO:

Facebook
Google+
Twitter
WhatsApp
LinkedIn

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos:

Échale un vistazo:

Últimas entradas:

Reserva tu hotel ahora:

Booking.com

Alquila un coche:

Equípate para el viaje:

Deja un comentario

Responsable: Ismael Vázquez Luengo - NIF: 78992409J Dir. postal: C/ Marqués de Estella, Portal 18, Puerta 9 E-mail: isvazlu@gmail.com Tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en viajandoconnael.com estamos tratando sus datos personales, teniendo derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.