Que ver en Ámsterdam en 1 día

¿Cómo definir Ámsterdam? Simplemente no hay palabras ni textos que puedan describir con exactitud lo impresionante que es esta ciudad. Si tuviese que escoger un adjetivo característico, sería DIFERENTE. Es una ciudad abierta, única, muy cosmopolita, con mucha personalidad y llena de belleza.

Nada más pisar la ciudad se puede observar el ambiente joven, la cantidad de bicicletas que circulan por sus calles, y sus coloridos y característicos edificios que hacen especial la denominada “Venecia del Norte”.

Ámsterdam

He visitado Ámsterdam en dos ocasiones, la primera fue en un viaje familiar que hice a Alemania y aprovechamos un día para visitarla, pues estaba muy cerca, y la segunda fue en nuestro recorrido por Bélgica.

Y os preguntareis ¿cómo que desde Bélgica? Pues es simple, tanto en Bélgica como en Holanda hay una red de conexión ferroviarias muy amplia y a muy buen precio.

Decidimos ir a Ámsterdam desde Bruselas, pues vimos la ocasión perfecta, por la cercanía, y además a Ismael le hacía mucha ilusión conocerla. Nuestra visita apenas duró un día, aunque desde nuestro punto de vista lo suficiente para ver lo más destacado de la ciudad.

A continuación, os mostramos cómo fuimos desde Bruselas a Ámsterdam, los lugares que no os podéis perder y algunos consejillos. ¡Acompañadnos en nuestra visita!

ÁmsterdamÁmsterdam

¿Cómo ir desde Bruselas a Ámsterdam?

Si visitáis Bruselas, tenéis la posibilidad de ir y venir a Ámsterdam en un día. Nosotros lo hicimos y la verdad que fue una buena experiencia. Ambas ciudades, tienen unas conexiones ferroviarias muy buenas, y puede ser una buena oportunidad, ya que en ocasiones los vuelos a Ámsterdam suelen estar un poco elevados.

La empresa que usamos fue Thalys y tardan unas 2 horas. Hay tren cada hora desde las 7 de la mañana hasta las 9 de la noche, así que está bastante bien. Nosotros cogimos un billete flexible, en el que se puede hacer la ida y la vuelta a la hora que quieras, lo que te da seguridad y flexibilidad para escoger el horario. Dependiendo de la fecha los precios varían entre 40€ y 80€ ida y vuelta. A nosotros nos costó 50€ ida y vuelta por persona.

Ámsterdam

También hay otra alternativa más económica, el tren InterCity, aunque tarda un poco más ya que realiza más paradas. Este tren comienza a funcionar desde las 6 de la mañana hasta las 12 de la noche. Salen trenes cada hora, incluso dos trenes por hora.

Nada más salir de la estación vimos una oficina de turismo en la que compramos un mapa, si no recuerdo mal por 1,50€ en el que marcaban los puntos clave de la ciudad. Normalmente nosotros antes de visitar la ciudad nos preparamos la ruta, pero en este caso no teníamos apenas información, así que nos fuimos guiando gracias al mapa, dando como resultado lo que viene a continuación.

 

¿Dónde dormir en Ámsterdam?

Ámsterdam

Nosotros no hicimos noche en Ámsterdam, ya que nos teníamos que volver a Bruselas, pero os podemos aconsejar un hotel que visitaron mis padres en el 2017, ya que les gustó mucho por su ubicación y sus conexiones hacia distintos puntos de la ciudad.

El Motel One Ámsterdam, tiene una decoración exquisita, colorida, pero a la vez elegante. El hotel está muy solicitado ya que en relación calidad precio ofrece un buen servicio. La noche con desayuno para dos personas oscila alrededor de unos 100€, dependiendo también de la fecha que se quiera visitar.

Ámsterdam

CONSEJO:
Uno de los motivos por los que decidimos visitar Ámsterdam en un día, sin quedarnos a dormir, es porque los precios de los hoteles suelen ser superior a otras ciudades, ya que esta ciudad tiene una gran ocupación turística durante todo el año.

Los precios dependerán mucho de la época en la que visitéis la ciudad, así como de los días y la zona, así que antes de reservar un hotel, buscad bien y comprar distintos precios. Para ello, lo mejor es buscar en booking.com:
Booking.com

10 cosas que ver y hacer en Ámsterdam:

1. Pasear por los canales:

Canales Ámsterdam

A mi parecer, uno de los mayores atractivos de la ciudad son sus canales, que la hacen característica. Os recomiendo callejear por todas sus calles y fotografiar cada uno de sus canales, aunque ya os aviso que son muchos.

ÁmsterdamCanales Ámsterdam

Ámsterdam tiene un amplio sistema fluvial, constituyendo unos 100 kilómetros de longitud y 1500 puentes aproximadamente.

Para los amantes de la fotografía, puede ser una de las ciudades más pintorescas de Europa.

Canales ÁmsterdamCanales ÁmsterdamCanales de Ámsterdam

2. Contemplar las casas flotantes:

En Ámsterdam, destacan las casas flotantes de diferentes estilos y tamaños en las que habitan numerosas familias.

Casas flotantes Ámsterdam

En un principio se decía que eran de hippies, aunque actualmente vivir en estas casas es todo un lujo con un alto coste.

?¿ SABÍAS QUE…
Hoy día la única forma de conseguir una casa flotante es comprar una de segunda mano, pues está agotado el espacio para introducir alguna más.

 

3. Visitar la Plaza Dam:

Es uno de los lugares más visitados y conocidos de la ciudad. Se encuentra a unos diez minutos caminando desde la estación central de trenes. Las dos veces que la he visitado, la he visto abarrotada de turistas y con un gran ambiente, destacando los artistas callejeros ofreciéndonos su arte.

Plaza Dam, Ámsterdam

En la amplia plaza se puede observar el Palacio Real, Koninklijk Palace, un edificio de estilo neoclásico. Actualmente no lo utilizan como vivienda, pero si para celebraciones oficiales.

 

4. Adentrarse en el barrio rojo:

¿Quién no ha escuchado hablar del famoso barrio rojo de Ámsterdam? Es tal el contraste de este barrio, que hace que sea uno de los puntos más visitados de Holanda.

No es lo habitual ir caminando por una calle y encontrarse escaparates con personas ofreciendo sus servicios. Lo interesante es que no se encuentra en un lugar apartado ni mucho menos, sino que está pleno centro de la ciudad.

Dentro del barrio rojo, aparte de los escaparates con chicas, veréis numerosos sex shops, incluso está el Museo del Erotismo.

 

5. Visitar la casa de Ana Frank:

Uno de los edificios más significativos de la historia de Ámsterdam, es la casa de Ana Frank, en la que se escondieron ella y su familia durante la invasión nazi.

En su libro, el Diario de Ana Frank, cuenta en primera persona sus pensamientos y vivencias, mientras se ocultaba de la persecución nazi, con su familia y otras personas.

Teníamos muchas ganas de visitar la casa tras leer el Diario de Ana Frank, ya que sería ver los escenarios y puntos que ella redacta en su libro, y adentrarnos un poco en la historia, cosa que nos encanta. El problema es que fuimos el único día que cierra en todo el año, el 19 de septiembre, así que únicamente pudimos ver el exterior del edificio. Somos muy gafes ¿verdad?, Pero bueno, ya tenemos excusa para volver ¿no creéis?

Si os gusta leer y la historia, aparte del Diario de Ana Frank os recomendamos que os leáis Después de Auschwitz, de la autora Eva Schloss. Donde se cuenta una historia muy unida a la de Ana Frank, pero no os cuento más.

La casa se encuentra sobre el canal Prinsengracht, en el corazón de Ámsterdam. El acceso al museo es por la calle Westermarkt 20.

CONSEJO:
Si tenéis pensado entrar a la casa, es mejor que compréis las entradas por internet a través de su web, ya que siempre hay unas colas interminables.

  • Horario:

1 abril – 1 noviembre: Abierto todos los días de 09:00 a 22:00.

1 noviembre – 1 abril: Abierto todos los días de 09:00 a 19:00 y sábados de 09:00 a 21:00.

  • Precio:

Adultos: 10€

Niños de 0 a 17 años: 5€

Niños de 0 a 9 años: Gratis.

 

6. Probar los quesos holandeses:

Lo tenemos que admitir, nos encanta el queso. Y en Ámsterdam parecíamos dos ratones atrapados en un laberinto con quesos por todos lados.

No parábamos de ver tiendas de quesos holandeses por toda la ciudad, hasta que dimos con una que nos llamó la atención, pues tenía una amplia variedad de quesos de todos los tipos, incluso de distintos colores.

Queso Ámsterdam

Hicimos una pequeña degustación, y compramos un queso holandés viejo. Hay uno con un sabor muy parecido que actualmente venden en España, que se llama Old Ámsterdam. Es un queso curado con un sabor especial, si os gusta el queso y lo encontráis, no dudéis en probarlo.

 

7. Pasear en barca por los canales:

Ámsterdam

Un clásico en esta ciudad es pasear en barca por sus canales. La primera vez que visité Ámsterdam con mis padres hicimos este recorrido y la verdad es que fue una experiencia muy bonita.

Lo realicé con la empresa Buendía tours, ya que ofrecían el paseo con guía en español. La duración es de 1 hora y cuesta 14€.

En la web, encontrareis los puntos de partida. 

Barcas ÁmsterdamBarcas Ámsterdam

En nuestra visita teníamos decidido hacerla pero por falta de tiempo preferimos dejarlo para otra ocasión, es el problema de ir un poco a la ligera.

 

8. Hacerte una foto en las letras I amsterdam:

I amsterdam

Estas letras son un icono visual de la ciudad, muy visitado por los turistas e incluso uno de los lugares más fotografiados. Está situado en la plaza Museumplein.

Cada letra tiene una altura de 2 metros, y todas las letras en conjunto miden de largo unos 23 metros.

Eso sí, para tomar una foto es un poco complicado que salga a tu gusto, ya que siempre está abarrotada.

I amsterdamI amsterdam

Cuando nosotros las visitamos, coincidió que un grupo de jóvenes comenzaron a bailar break dance y todos los que estábamos allí hicimos un círculo alrededor de ellos creando un ambiente único. Fue una experiencia muy bonita.

I amsterdamI amsterdamI amsterdamI amsterdam

El edificio que se encuentra justo a las espaldas de estas letras es el Rijksmuseum, el Museo de Obras Maestras de la Edad de Oro Neerlandesa.

Museo de Obras Maestras de la Edad de Oro Neerlandesa

 

9. Visitar el mercado de las flores:

Otra parada obligatoria en la ciudad es el Mercado de las Flores de Ámsterdam.

Este punto de la ciudad, conocido como Bloemenmarkt, no es solo visitado por la gran mayoría de turistas, sino que es un sitio muy frecuentado por los propios amsterdaneses.

Para los amantes de las flores, en el podréis encontrar todo tipo de flores y semillas, destacando sobre todo sus coloridos tulipanes, flor muy característica de Holanda.

 

10. Observar la belleza de la estación central:

Si algo me llamó la atención al salir de aquella estación, fue su belleza. El primer contacto con la ciudad a través de su estación fue muy positivo.

Está constituida sobre un edifico muy antiguo de estilo neorrenacentista construido entre 1181 y 1889. Actualmente es la estación más importante de los Países Bajos, pasando por ella diariamente entre 250.000 y 300.000 pasajeros.

Aunque solo sea la estación de trenes, merece mucho la pena acercarse a ver el edificio.

Como habréis visto en nuestra visita a Ámsterdam, al ser solo de un día, no pudimos entretenernos en visitar museos y lugares más específicos, pues para ello hubiésemos necesitado al menos un día más. 

Aunque como no pudimos entrar en la casa de Ana Frank, que es uno de los lugares que teníamos muchas ganas de visitar tras leer su famoso diario, nos queda una visita pendiente. Quizás en la próxima visita nos centremos en ver algún que otro museo y otros puntos de la ciudad.

2 Comentarios

  1. Gracias por compartir tu viaje con nosotros Natalia, de verás que es toda una ayuda para planificar los viaje de viajeros que como yo, nos gusta leer acerca de los lugares que visitará.
    En el caso de Amsterdam la visité el pasado año y he de decir que rompió con todas mis expectativas. Encontré una ciudad cultural, cosmopolita e interesante, en una ciudad en la que pensaba que sólo encontraría sexo y drogas. Es una ciudad que hay que descubrir, en nuestro caso los chicos de https://www.freetourenamsterdam.com nos ayudaron mucho a ello, ya que hicimos una visita con ellos en la que aprendimos casi todo de la ciudad.
    Otros de los lugares que me sorprendieron es el famoso Barrio Rojo, un lugar cuya historia es curios e interesante.
    Además tuve la suerte de viajar en primavera, cuando las calles están en todo su esplendor de color y olor gracias al famoso tulipán, para mi fue un viaje irrepetible.
    Un saludo 🙂

    • Muchas gracias por tu comentario!
      Es verdad que la mayor parte del turismo de esta ciudad va buscando fiesta y una “ciudad sin ley” pero es una ciudad totalmente distinta a eso.
      Nosotros íbamos con la idea de conocer una ciudad preciosa y con esa idea nos volvimos. Los canales, las plazas, el color de sus calles, es una ciudad distinta y especial. Nos encantó y volveremos seguro!
      Un saludo viajero!!

Dejar respuesta

Responsable: Ismael Vázquez Luengo - NIF: 78992409J Dir. postal: C/ Marqués de Estella, Portal 18, Puerta 9 E-mail: isvazlu@gmail.com Tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en viajandoconnael.com estamos tratando sus datos personales, teniendo derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Please enter your comment!
Please enter your name here