Sentarse frente al ordenador y hablar sobre qué ver en una ciudad concreta, dónde comer o cómo llegar desde el aeropuerto al centro de la ciudad, en cierto modo puede resultar fácil, ya que simplemente es explicar algo que has hecho anteriormente y tarde o temprano tu mente comienza a trabajar y los dedos no paran de teclear.

Y lo mismo pensaba cuando comencé a escribir este post. Pero estaba muy equivocado. Podría estar horas y horas escribiendo, que nunca conseguiría transmitiros lo que de verdad se siente en persona al visitar los mercadillos navideños, y más si eres un enamorado de esta época del año.

Antes de hacer este viaje, para mi la navidad se simplificaba a los típicos adornos de luces de las ciudades, los árboles de navidad, algún que otro puesto de dulces y figuras para el portal de belén y cenar con la familia en nochebuena y año nuevo.

Pero en Alemania es todo diferente. Viven y aman la navidad de verdad.

Mercadillo navideño Frankfurt

Frankfurt, mejor en Navidad:

Frankfurt, o Fráncfort del Meno, más conocida por su skyline al más puro estilo neoyorkino guarda una gran sorpresa en su interior.

Edificios Frankfurt

Y es que, estos edificios infinitos no hacen otra cosa que custodiar el corazón de esta ciudad, aquel que guarda el verdadero ADN alemán, con sus edificios antiguos de fachadas coloridas y tejados en pico. Es decir, la Plaza Römerberg, que es la única parte del casco histórico que conserva la arquitectura tradicional y donde se encuentra el punto central del gran mercado navideño.

Navidad Frankfurt

Nunca antes habíamos visitado Frankfurt y creo que no volvería otra vez, si no fuese de nuevo para vivir su navidad.

Y no porque no me gustase, todo lo contrario. Sino porque la encontraría vacía.

Mercadillo Frankfurt

No encuentro las palabras para poder describir lo que sentí la primera vez que vimos los mercados de navidad en persona.

Los había visto muchas veces en las series de televisión y películas, e incluso antes de viajar vimos vídeos por internet de otras personas que grababan fascinados lo que estaban viendo.

Y en ese justo momento, en el que al girar la calle nos encontramos de frente con los mercadillos, comprendí las caras de felicidad de esas personas que semanas antes había visto desde mi tablet sentado en mi sofá.

Navidad Frankfurt

Mires hacia donde mires, ves puestos de navidad con comida, bebida y adornos navideños, luces de todo los tamaños, colores y formas, amigos y familiares hablando, riendo y jugando; y todo esto cubierto con villancicos de fondo que hacen que te sumerjas en un mundo único y especial, el de la auténtica navidad.

Mercadillo navideño Frankfurt

Weihnachtsmarkt Frankfurt, el mercado sin fin:

Con más de 200 casetas, el mercado navideño de Frankfurt recorre todo el centro histórico de la ciudad, desde los pies del famoso centro comercial MyZeil, desde el cual podemos contemplar una panorámica formidable de la ciudad, hasta la orilla del río, pasando por Paulsplatz y Plaza Römerberg.

Mercado navideño Frankfurt

A lo largo de sus más de 600m, encontramos casetas de todo tipo. Comida típica alemana, barbacoas, dulces, patatas fritas con salsa, venta de figuras y adornos navideños, etc.

Dulces mercadillos FrankfurtDulces navidad FrankfurtUno de los lugares que más nos gustó del mercado fue la plaza Römerberg, en la que se instala un enorme árbol de Navidad de 30 metros de altura, ofreciendo un clima muy navideño.

Mercado de Navidad Frankfurt

En esta misma plaza, también podéis ver un Nacimiento con enormes figuras. Dicha plaza está situada en la ciudad vieja, Alstadt, y se encuentra rodeada de varios edificios y viviendas históricas que conservan aun su origen tradicional, entre ellos el Ayuntamiento, el Römer. Ver esta plaza histórica entre tantos rascacielos es realmente impresionante.

Portal de belén Frankfurt

Los puestos del mercado navideño de Frankfurt, tienen algo muy peculiar, y es que cada puesto es diferente, compiten entre ellos para ver cuál es más bonito.

En los techos encontramos distintas figuras, desde trineos con sus propios renos, hasta figuras de dibujos animados, pero siempre teniendo como tema central la navidad. Ver todo lleno de innumerables puestos navideños con sus enormes figuras hacen especial el mercado de Frankfurt.

Caseta mercadillo Frankfurt

Un punto a favor de visitar, no solo esta ciudad sino toda Alemania en navidad, es la cantidad de puestos gastronómicos que nos ofrecen variedad de comidas de diferentes nacionalidades, pero también productos típicos, por lo que nos hacen más fácil la elección de dónde comer y no tener que andar buscando restaurantes. Y no os cortéis en el hecho de comer en medio de la calle, ya que en España no es costumbre, pero allí sí. Tampoco temáis por el frío, ya que hay estufas y mesas a lo largo del marcado para poder disfrutar de la mejor época del año.

Chocolate FrankfurtAl igual que en Andalucía nos gusta tomarnos una caña fresquita o en Asturias una buena sidra, en Alemania tienen su vino caliente, el famoso Glühwein.  Y cuando digo caliente, me refiero a caliente de verdad, y es que de alguna forma hay que combatir el frío alemán.

Vino caliente FrankfurtTeníamos mucha curiosidad por probar este vino tan famoso, y lo primero que hicimos fue acercarnos a uno de los puestos que lo vendían y probamos uno con sabor a manzana. Y sinceramente, no nos gustó. Pero eso no quiere decir que a vosotros no os vaya a gustar. Así que no os vayáis sin probar uno de estos vinos calientes.

Pero no todo se basa en beber vino, si por algo es famoso este país es por sus salchichas. Un producto típico que encontrareis en muchos de los puestos de esta ciudad son las Frankfurter Würstchen, que tienen un especial sabor ahumado.

Barbacoa mercadillo Frankfurt

Podéis encontrar un perrito caliente por unos 3,50€. No puedes venirte de Frankfurt sin probar las auténticas salchichas alemanas rodeada de un inmejorable espíritu navideño.

Un mercado para todas las edades:

Tiovivo FrankfurtLos mercados navideños están diseñados para que disfruten desde los más pequeños de la casa hasta los más mayores, y es que, mientras vosotros disfrutáis de un buen vino caliente (o una pinta de cerveza alemana) los pequeños pueden jugar en el tiovivo de la plaza Römemberg. Cada viaje cuesta 2,50€ tanto para niños como para adultos.

La taza de cada ciudad, el mejor recuerdo:

Nosotros nos trajimos un recuerdo muy especial de todos las ciudades que visitamos en nuestro viaje a Alemania: las tazas de los mercadillos.

En Alemania cuando te pides un vino caliente, un chocolate o cualquier bebida, ya sea en los mercados navideños o en un bar, te van a cobrar la bebida por un lado y la taza (o vaso) por otro. ¿Por qué? Para evitar que la gente deje los vasos tirados por ahí y así mantenerlo todo más limpio. ¿Son listos, verdad?. Ya lo podrían hacer aquí.

Pues bien, como pagas la taza, si quieres te la puedes llevar sin ningún problema, es más, incluso puedes comprar solo la taza. Normalmente cada taza cuesta 1,5€, dependiendo del mercado y la ciudad.

Nosotros como el primer día probamos el vino y no nos gustó demasiado, compramos a cada mercado que fuimos solo las tazas.

Las tazas son distintas en cada mercado. Las hay de muchos tipos, con forma de bota, de jarra de cerveza, de taza de porcelana, etc. En cada ciudad o pueblo son diferentes,  e incluso, en cada uno está pintado el nombre de la ciudad. Perfecto para llevártelo de recuerdo.

Nosotros nos declaramos unos completos enamorados de la navidad alemana y aparte de Frankfurt también hemos visitado Núremberg, Múnich y Colonia en época Navideña.

Calendario y horario del mercado navideño de Frankfurt:

Si estáis pensando visitar Frankfurt (o cualquier otra ciudad alemana) para vivir la navidad, recuerdo algo muy importante, y es que fuera de España la navidad termina antes, ya que no celebran los Reyes Magos, y por tanto los mercadillos navideños cierran antes.

Puesto dulces mercadillo FrankfurtLas fechas para los mercados en la navidad del 2017 será desde el 27 de noviembre al 22 de diciembre. Más de tres semanas de auténtica navidad.

El horario es de lunes a sábados de 10:00 a 21:00 y los domingos de 11:00 a 21:00. Te puede parecer que sea un poco temprano que cierren a las nueve de la noche, pero ten en cuenta que en Alemania es esas fechas sobre las cuatro de la tarde es completamente de noche.

No te quedes con ninguna duda, pregúntanos: