Marbella, uno de los destinos estrella de la Costa del Sol

Una de las ciudades más conocidas y visitadas de la Costa del Sol, Marbella, recibe miles y miles de turistas al año, sobre todo en verano. Es una ciudad en la que se puede disfrutar de buenas playas, gastronomía y un precioso casco histórico que conserva el autentico encanto andaluz. No podemos olvidar uno de los lugares estrellas de Marbella, Puerto Banús, conocido por el lujo que desprende, sus yates, los famosos que lo visitan y como no, sus fiestas. En este post nos vamos a centrar sobre todo en el casco histórico de Marbella, ya que hay un sinfín más de cosas para ver y hacer si visitáis la ciudad más de un día. Si os estáis preguntando qué ver y hacer en Marbella en un día, en este post os damos las claves. 

CONSEJO:

Si vais en coche, os recomiendo aparcar a lo largo de toda la calle Jaciento Benavente (zona azul, gratis los fin de semanas) o la avenida Severo Ochoa, aunque es más difícil de encontrar aparcamiento. La zona de Marbella más pegada a la playa, desde el Parque de la Constitución hasta el Hospital Ochoa, es casi una locura para aparcar. Os recomiendo mejor la parte de arriba y moveros andando. Está todo muy cerca.

No me entretengo más y voy al grano. Si quieres conocer una Marbella totalmente distinta a la que sale en las noticias y en los programas de televisión, sigue leyendo y descubre todo lo que hay que ver y hacer en Marbella.

Empápate de su Centro histórico

Símbolo de Marbella es su centro histórico. En vuestra ruta por Marbella, no os puede faltar al ser uno de los lugares con más encanto. Aunque la ciudad ha crecido mucho estos últimos años, las calles de su casco antiguo siguen guardando la misma esencia de hace años y prueba de ello es la arquitectura tradicional que guarda.

Mapa Marbella

Sus aceras empedradas se abren paso entre las callejuelas y edificios blancos, recordando lo que un día fue esta ciudad: un pequeño asentamiento musulmán.

Pasear por la parte antigua de la ciudad siempre es sinónimo de tranquilidad y armonía. Sus calles están llenas de vida y alegría y no hay un mejor lugar para empezar a conocer esta preciosa ciudad.

Callejón Marbella

Perdernos entre estas pequeñas calles de su casco antiguo es una de las cosas que más nos gusta cuando vamos al centro de Marbella. Además, por estas calles os podéis encontrar muchas tiendas de ropa, zapatos, souvenirs, etc.

“Huele” la Plaza de los Naranjos

Si, si, has leído bien. La plaza de los Naranjos no solo te llamará la atención por su colorido, sino también por su olor. Un olor a primera y vida, sea la época del año que sea. Un olor que solo la plaza de los Naranjos puede tener los 365 días del años.

Plaza de los Naranjos, Marbella

En pleno casco histórico de la ciudad se encuentra la Plaza de los Naranjos, una de las postales más famosas de la costa marbellí.

Esta plaza es el corazón de la ciudad y uno de los lugares más fotografiados de Marbella, y no es para menos.

No hace falta explicar por qué se llama así, ¿verdad? Los naranjos son los protagonistas principales de la plaza, dándole un color y olor especial, sobretodo en otoño, cuando los naranjos están a rebosar de naranjas y tiñen la plaza de ese color tan llamativo.

Plaza de los Naranjos, Marbella

En esta plaza se encuentra el ayuntamiento de Marbella, antigua cárcel de la ciudad que fue derribada en 1971. De su fachada podemos destacar el balcón de hierro forjado y el reloj del ala este que data de 1779.

Ayuntamiento de Marbella

Junto al ayuntamiento está la oficina de turismo, donde podréis estar para tener información más detallada de la ciudad y conseguir un mapa.

Visita La Ermita de Santiago

Seguimos nuestra ruta por Marbella con la siguiente parada: la ermita de Santiago. En plena plaza de los Naranjos se encuentra la ermita de Santiago, la parroquia cristiana más antigua de Marbella.

SABÍAS QUE…

Aunque la Ermita de Santiago es la parroquia cristiana más antigua de Marbella, en su origen fue una mezquita árabe.

A lo largo de su historia ha sido nombrada como Mezquita consagrada, Parroquia y finalmente como ermita en el siglo XVII.

Es una construcción muy sencilla con una sola nave, pero con un encanto único, lo que la hace tan especial.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación

Sin salirnos del centro histórico, a pocos metros de la Plaza de los Naranjos nos encontramos con la próxima parada de nuestra ruta por Marbella, la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación.

Plaza de la Iglesia, Marbella

Se cree que se construyó sobre una antigua mezquita y su remodelación (o nueva construcción) comenzó en el siglo XVI.

Para entrar a su interior, tenéis dos opciones: la puerta principal o Puerta del sol de estilo Rococó y tallada en piedra de ocre, o la puerta que da a la Plaza de la Iglesia, que aunque puede parecer la principal por dar a la plaza, es la entrada secundaria y por ello es más sencilla.

Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, Marbella

En su interior destaca el Órgano del Sol Mayor de 1975, considerado como el órgano construido en España más importante del último siglo.

Capilla de San Juan de Dios

Saliendo por la Puerta del Sol y bajando el pequeño callejón nos encontramos a pocos pasos con la Capilla de San Juan de Dios. Esta pequeña capilla fue construida por los Reyes Católicos con la idea de servir como hospital con el nombre de Hospital Real de la Misericordia, de ahí que hoy se la conozca como el “hospitalillo”

Capilla de San Juan de Dios, Marbella

Con los años, el Hospital pasó a ser una pequeña capilla con una sola nave cubierta por una armadura de madera de tres paños.

No te puedes ir de Marbella sin visitar su interior, que aunque pequeño, es muy coqueto y curioso. ¿Habéis visto todas las cosas que hay para ver y hacer en Marbella? Sigue leyendo porque aún hay más. 

Busca la Muralla de la antigua ciudad

Delimitando el casco histórico se encuentran los restos de una antigua muralla de estilo árabe.

Aunque en la actualidad solo hay restos de la muralla y dos de sus diez torres, varios estudios indican que la base de la muralla es romana y data de los siglos I y II a.c y posteriormente los árabes terminaron su construcción, sirviendo durante muchos siglos como defensa a la ciudad.

Muralla Marbella

Siglos después, tras la reconquista de los Reyes Católicos en 1485 se reformó para adaptarla al uso de las armas de artillería.

Uno de los principales restos de esta muralla y qué más llaman la atención son los que se encuentran junto a la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación.

Sube la calle Ancha hasta llegar a la Iglesia del Santo Cristo

Antes de ir en busca del mar y la brisa, y saliendo del límite de la antigua muralla que rodeaba la ciudad de Marbella, te recomiendo dar un paseo por la Calle Ancha, donde se encuentras las casas de los antiguos ganaderos y agrícolas de la ciudad.

Al final de la calle Ancha está la Iglesia del Santo Cristo de la Veracruz, construida en la segunda mitad del siglo XVI.

Relájate en el Parque de la Alameda

Si aun os preguntáis qué ver y hacer en Marbella, apuntad en vuestra lista el Parque de la Alameda, uno de los lugares más frecuentados por los turistas debido a su ubicación, en pleno centro y muy cerca del paseo marítimo.

Volviendo los pasos por el mismo camino y fuera de los límites del centro histórico, pero solo cruzando una calle, se encuentra el Parque de la Alameda, un precioso lugar donde relajarse y tomarse un respiro, bajo el fresquito que dan la sombras de los árboles.

Parque de la Alameda, Marbella

Cabe destacar su fuente principal y los bancos de cerámica con ilustraciones de la ciudad. Aunque hay gente durante todo el año, en primavera y verano, cuando el calor da un respiro, el Parque de la Alameda se convierte en un punto de encuentro de muchos marbellís, gracias a la sombra de sus árboles.

Parque de la Alameda, MarbellaParque de la Alameda, Marbella

A nosotros personalmente nos encanta visitarlo cuando instalan la feria del libro a finales de verano.

Cruza la Avenida del Mar

La Avenida del Mar sirve como pasillo de entrada y salida al mar desde el centro de la ciudad.

Menos de cinco minutos a pie separan la tranquilidad del Parque de la Alameda, del bullicio del paseo marítimo.

En la antigüedad, la Avenida del Mar formaba parte del Parque de la Alameda y en ella se reunían los señores de la ciudad para lucir sus poderes sociales y económicos.

Avenida del Mar, Marbella

Actualmente, la avenida acoge una exposición permanente de diez estatuas de bronces, que aunque no son originales de Salvador Dalí, muestran su inspiración.

Recorre el Paseo marítimo

No os podéis perder en vuestra ruta por Marbella su paseo marítimo. Os imagináis ir a Paris y no visitar la Torre Eifel, o a Londres y no conocer el Big Ben. Lo mismo pasa con Marbella y su paseo marítimo.

Con más de 6 kilómetros de distancia, el paseo marítimo abarca desde Puerto Banús hasta el Puerto Bajadilla, aunque la zona más turística y concurrida se limita desde el centro comercial Plaza del Mar hasta el Puerto deportivo de Marbella.

Paseo Marítimo de Marbella

Y no creas que solo hay gente en verano, ni mucho menos. Vayas el día que vayas siempre habrá gente paseando, corriendo o sentados en alguna terraza. El Paseo Marítimo de Marbella es un fiel reflejo de la ciudad: vida y alegría.

Adéntrate en el Puerto deportivo de Marbella

Fundado en 1957, el puerto deportivo de Marbella, es uno de los cuatro puertos de la ciudad y cuenta con 377 atraques.

SABÍAS QUE…

En 2018 el Puerto deportivo de Marbella fue galardonado con una de las Banderas Azules concedidas únicamente a puertos deportivos que cumplan una serie de criterios, cada vez más estrictos.

Puerto deportivo de Marbella

Aunque no es tan famoso como Puerto Banús, el Puerto deportivo de Marbella es muy coqueto y para los más fotogénicos puede ser un buen escenario para volverse con unas fotos únicas de Marbella.

Paseo Marítimo de Marbella

Por último, descansa en el Parque de la Constitución

Para terminar el recorrido por Marbella os aconsejamos ir al Parque de la Constitución, muy cerca del paseo marítimo.

En su interior hay una gran cantidad de plantas y árboles e incluso un cartel informativo de las distintas especies que se pueden encontrar. Además, si visitas Marbella con niños, hay un parque donde los más pequeños pueden jugar mientras los papis descansan en un banco bajo la sombra de los árboles.

Hasta aquí la lista de nuestros imprescindibles de Marbella, pero hay muchas cosas que ver en Marbella y sus alrededores y pronto os traeremos más cosas que hacer cerca de esta preciosa ciudad.

¿TE HA GUSTADO? COMPÁRTELO:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos:

Últimas entradas:

Reserva tu hotel ahora:

Booking.com

Compra el vuelo al mejor precio:

Alquila un coche:

No te arriesgues, viaja seguro:

Equípate para el viaje:

Contrata las mejores excursiones de Nueva York:

Deja un comentario

Responsable: Ismael Vázquez Luengo - NIF: 78992409J Dir. postal: C/ Marqués de Estella, Portal 18, Puerta 9 E-mail: isvazlu@gmail.com Tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en viajandoconnael.com estamos tratando sus datos personales, teniendo derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.