Qué ver en Edimburgo

Los grandes perfumes se guardan en frascos pequeños. Es la mejor frase para describir a esta maravillosa ciudad, Edimburgo. No hay ciudad en la que puedas visitar tantas cosas en tan poco tiempo.

Cuando pienso en Edimburgo, recuerdo el sonido de sus calles decoradas con la música de los gaiteros, el Castillo, que como un guardián más, vigila su pueblo, el Monumento Nacional que reposa tranquilo en lo más alto de la ciudad, y la Edimburgo escondida, aquella que repudiaron y hoy en día descansa en silencio.

Vamos a hacer un repaso por los monumentos y lugares imprescindibles que visitar en Edimburgo.

Consejo #1:

Para que os se más cómodo conocer está maravillosa ciudad hemos preparado una guía para visitar Edimburgo en 2 días y evitar así dar vueltas sin sentido.

  1. Edinburgh Castle:

    Castillo Edimburgo

    Edinburgh Castle o Castillo de Edimburgo, es un lugar encantador y por ello merece una mención aparte, ya que se puede hacer una visita muy completa del mismo. Por este motivo hemos dedicado un post completo para explicar cada rincón de este mágico castillo, el cual podemos ver desde cualquier punto de la ciudad.

  2. Royal Mille:

    Royal Mille Edimburgo

    La Royal Mille es una calle, pero… ¡qué calle!. A mi sinceramente, me enamoró. Fuimos  a Edimburgo en 2013 y a día de hoy (Octubre de 2017) recuerdo como si fuese ayer la primera vez que pisé esta calle y vi el letrero del nombre en la pared. Concentra todo lo bueno de la ciudad a todo su largo, y solo pasear por ella y escuchar a los gaiteros de fondo es un espectáculo que sin duda, es difícil de olvidar.

    Royal Mille EdimburgoLa Royal Mille nos lleva desde el castillo hasta el Palacio Holyrood dejando a su paso una gran cantidad de callejones y monumentos emblemáticos de la ciudad. Puede que en los mapas aparezca con distintos nombres, y es que está dividida en seis partes diferenciadas, que van desde las puertas del castillo hasta dicho palacio: Castlehill, Castle Esplanade, Lawnmarket, Hight Stree, Canongate y Abbey Strand.

    Royal Mille Edimburgo

  3. The Hub:

    The Hub Edimburgo

    The Hub es una gran torre en la que se aloja el centro informativo del Festival de Edimburgo. En su interior encontramos su propio restaurante, la sala del vidrio y con un poco de suerte, se puede disfrutar de uno de los conciertos que dan en su salón principal.

  4. Catedral Saint Giles:

    St Giles

    Lo que más llama la atención de esta catedral, es que a lo largo de su historia ha tenido una gran cantidad de reformas, lo que hace que se haya convertido en un cóctel de diferentes estilos. Tal es así, que al entrar en su interior podemos observar una gran cantidad de colores y formas que evidencian las transformaciones que ha sufrido desde su nacimiento en el siglo IX.

    St Giles¿Eres curioso? Si la respuesta es sí, no te podrás ir de St Giles sin encontrar al angelito más escocés de toda la catedral, y es que uno de los ángeles del techo está tocando un instrumento muy característico de Escocia… sí una gaita. ¡Ahora te toca encontrarlo!

  5. Heart of Midlothian:

    Mosaico corazón Edimburgo

    A los pies de la Catedral de Saint Giles nos encontramos con el Heart of Midlothian, un mosaico de piedra que marca el punto exacto donde se encontraba la cárcel de la antigua Edimburgo.

    Sobre este monumento se guarda una gran tradición, y es que los escoceses tienen por costumbre escupir sobre el corazón, ya que dicen que da buena suerte y aleja lo malo, aunque se cree que la verdadera razón se debe a que es una manera de menospreciar a los presos que en su día pasaron condena en aquella cárcel. Por una cosa u otra, no pases por allí sin dejar “rastro”, y que no te de vergüenza, no serás el único.

    Es tanta la repercusión de este mosaico, que le cede su nombre al equipo de fútbol de la ciudad, el Heart of Midlothian Football Club, equipo que actualmente juega en la primera división escocesa.

  6. Estatua de David Hume:

    Estatua David Hume

    Frente al Heart of Midlothian se encuentra la estatua que hace honor al gran filósofo escocés, David Hume, conocido como uno de los máximos representantes del llamado empirismo inglés.

  7. Holyroodhouse Palace:

    Holyroodhouse

    El Palacio de Holyrood o Holyrood Palace, sigue siendo actualmente residencia oficial de la reina de Inglaterra durante sus visitas a Escocia, aunque a pesar de ello se puede visitar, pudiendo elegir ver únicamente el palacio por £12 los adultos, £7,5  los niños entre 5 y 15 años y £11 los estudiantes y mayores de 60 años o visitar el palacio más la galería de la reina por 16,90 libras los adultos y 9,50 libras los mayores de 60 años y los estudiantes.

  8. North Bridge:

    North Bridge

    El North Bridge o “puente del norte” traducido al español, es el encargado de conectar la Newtown y la Oldtown. Puede parecer un simple puente más, pero si nos fijamos, a lo largo del puente podemos ver varios carteles con un número del teléfono y lo primero que podemos pensar es que es algo de publicidad, pero no. El puente está situado sobre la estación de trenes y alberga un alto número de suicidios por lo que, después de probar todo tipo de impedimentos y comprobar que ninguno de ellos funcionen han optado por colocar ese número e intentar convencer a las personas que llamen de que ese no es el camino correcto, y aunque parezca una tontería, parece que este método está teniendo mucho éxito.

  9. Princes Street Gardens:

    Princess Street Garden

    No te vayas de Edimburgo sin dar un paseo por el Princes Street Gardens. A los pies del castillo, este parque separa a las dos Edimburgos. Lo que ahora es un precioso paseo alrededor de un parque con árboles y césped totalmente cuidado, fue durante cientos de años un lago que servía al castillo de defensa.

    Una de las curiosidades más llamativas de este jardín se encuentra en los bancos de madera que podemos ver a lo largo del paseo, y es que si nos fijamos bien, cada banco tiene una pequeña chapa con una dedicatoria a un fallecido, normalmente amigos o familiares, aunque también hay bancos dedicados a grupos de personas (como un grupo de soldados que abandonaron su Edimburgo natal para luchar en  la Guerra Civil Española) o personajes célebres como a John Lennon.

    Princess Street Garden

    Si dedicamos un poco de tiempo a leer las placas podemos encontrar dedicatorias realmente emotivas que hacen que las personas que un día se fueron, aún hoy puedan seguir formando parte de Edimburgo y de la vida.

    Si esta ciudad tiene algo especial es que en ella conviven los vivos y los muertos sin ningún tipo de reproche entre ellos y no dejamos de ver señales de lo “bien” que se llevan entre ellos.

  10. Scott Monument:

    Scott Monument

    De estilo gótico, este monumento se construyó en honor a Sir Walter Scott, famoso escritor escocés. El monumento está decorado con 64 estatuas que hacen referencia a 64 personajes de las novelas del escritor. En la parte baja y custodiada por el propio monumento, encontramos una estatua de mármol blanco del escritor que da nombre al monumento.

    Puede parecer misión imposible subir a pie el Scott Monument, pero una vez que estás arriba, superados los 287 metros que separan el suelo de su parte más alta, seguro que pensarás que ha merecido la pena, y es que las imágenes que nos regala de la ciudad de Edimburgo son espectaculares.

  11. Ross Fountain:

    Ross Fountain

    A los pies del castillo, en el Princes Street Garden, se encuentra la Ross Fountain, esculpida por el artista Jean-Baptiste Jules Klagmann de hierro fundido. Las cuatro figuras de la parte alta de la estatua representan la ciencia, las artes, la poesía y la industria.

    Es cada vez más común hacerse una fotografía junto a la fuente con el castillo a su espalda, así que ¡no te vayas sin ella!

  12. Victoria St:

    Victoria Street

    Si por algo me gustó tanto Edimburgo cuando la visitamos, es que no hace falta buscar un monumento, un museo, una catedral o un edificio para quedar sorprendido, sino que una simple calle puede guardar un gran encanto y llamarte la atención nada más entrar en ella. Al igual que la Royal Mille, Victoria St es una calle, pero no por eso debemos pasar de largo.

    Su característica pendiente en forma de C y sus pintorescas fachadas, hacen que tanto si la vemos desde la parte de arriba como desde la parte de abajo sea una auténtica obra de arte. Las llamativas fachadas de dicha calle rompen con lo siniestro y oscuro de esta ciudad y le dan un tono más alegre y mágico, convirtiéndola posiblemente en la calle más bonita de Edimburgo (o al menos, la más alegre). Lo primero que pensé cuando llegue a Victoria St, es que tenía junto enfrente un arco iris a la altura del suelo.

    Además, es una calle perfecta para dar un pequeño paseo por ella y entrar a los distintos comercios, que son sin duda los que le dan esa luz tan especial y en los que podemos encontrar tanto tiendas de souvenirs, como restaurante, pub o comida para llevar.

    Victoria St

    Cabe destacar también, que según cuentan, esta calle puedo servir de inspiración a J.K. Rowling para crear el famoso Callejón Diagón de la tan conocida saga de Harry Potter, aunque más tarde veremos que no es lo único que une a la ciudad de Edimburgo con Esta novela.

  13. The Last Drop:

    The Last drop

    Es una taberna muy famosa de Edimburgo, y es que cuenta la leyenda que antiguamente fueron ahorcadas muchas personas después de tomar su último trago.

    Pizarra the Last drop

    Merece la pena hacer una parada en el camino y entrar para tomarte algo y ver su interior y el ambiente tan agradable que se respira. Como curiosidad, en los baños hay una gran pizarra con tizas donde se nos invita a dejar una dedicatoria, así que no perdáis la oportunidad de dejar un poco de vosotros en esta ciudad. Eso sí, tened mucho cuidado, vaya ser vuestro “último trago”.

  14. Bobby y el cementerio de Greyfriars:

    Bobby Edimburgo

    Dicen que los perros son el mejor amigo del hombre y casos como estos demuestran la razón que tiene este dicho tan famoso. Según cuentan, Bobby acompañaba a su dueño durante las rondas nocturnas en su trabajo y si algo tenía claro es que a un compañero nunca se le abandona, y eso hizo. El pequeño Bobby permaneció junto a la tumba de su dueño catorce años después de su muerte sin separarse de ella, hasta que en 1872 murió junto a la tumba del que siempre fue su mejor amigo (y compañero)

    Tumba Bobby

    Bobby a día de hoy es un símbolo de la ciudad de Edimburgo y muestra de ello es la estatua esculpida en su honor (Bobby’s Statue) frente al Cementerio de Greyfriars, donde también podremos visitar su tumba.

  15. George Heriot’s School:

    George Heriot's School

    Desde la parte de atrás de Greyfriars podemos ver el George Heriot’s School, colegio que valió de inspiración a J. K. Rowling para crear Hogwarts, colegio al que iba nuestro querido amigo Harry.

    Aunque muchos dicen que puede ser casualidad, son muchos los parecidos entre George Heriot’s School y Hogwarts, y es que incluso en George School hay cuatro casas distintas, al igual que pasa en Hogwarts y distinguidas con los mismos colores que en el libro: rojo, amarillo, verde y azul ¿no es curioso?.

  16. The Elephant House:

    The elephant house

    Y si J.K. Rowling se inspiró para su obra en el George Heriot´s School y la Victoria St, fue en The Elephant House donde le dio vida a Harry y sus amigos. ¿Eres fans de Harry Potter? Pues a qué esperar para tomarte un café en la cafetería donde nació lo que hoy es toda una obra maestra tanto de la literatura como del cine.

  17. Calton Hill:

    Para ver la verdadera belleza de las cosas muchas veces es mejor alejarse, y eso pasa exactamente en Edimburgo. Gracias a Calton Hill podemos ver lo realmente sorprendente que es esta ciudad. Calton Hill es una colina al este de Edimburgo desde la cual tenemos unas vistas magníficas de Edimburgo desde todos sus ángulos.

    Aparte de las vistas que nos regala y que solo por eso es una parada obligatoria, en esta colina nos encontramos con tres monumentos:

    • Dugart Stewart Monument:

      Dugart Stewart Monument

      Nada más llegar arriba se encuentra se encuentra el Dugart Stewart Monument, monumento en homenaje a Dugald Stewart, filósofo escocés, inspirado en un pequeño  templo de Atenas.

    • Monumento a Nelson:

      Monumento a Nelson

      Nada más llegar arriba se encuentra el Monumento a Nelson, construido entre 1807 y 1815 en honor (y de ahí su nombre) a Nelson, un Vicealmirante, tras la victoria y su muerte en la Batalla de Trafalgar.

      Unos años más tarde de su construcción, en 1853, se colocó en lo más alto de la torre una bola del tiempo para indicar la hora a los marineros que se acercaban a las costas de Edimburgo.

    • Observatorio de la ciudad:

      Observatorio de la ciudad

      A la izquierda se encuentra el Observatorio de la Ciudad, donde se llevó a cabo la Cámara Oscura por parte de Maria Theresa Short, hija de Thomas Short dueño del observatorio.

    • Monumento Nacional:

      Monumento nacional Edimburgo

      Por último, al fondo se erige el National Monument o como los escoceses lo llaman “la vergüenza de Edimburgo” y es que, este Monumento Nacional tenía previsto parecerse al Partenón de Atenas, pero pararon la obra a mitad de la construcción debido a falta de fondos y hoy luce solo un frontal del panteón.

  18. Cementerio Calton Burial Ground:

    Cementerio Calton Burial Ground

    Bajo la colina de Calton Hill se encuentra uno de los cementerios más famosos y visitados de la ciudad, el cemeneterio de Calton Burial Ground.

    Lo que más llama la atención a los turistas que se acercan a visitarlo y la razón principal de que sea muy conocido es que este cementerio alberga la tumba del famoso filósofo escocés, David Hume. La tumba se encuentra dentro de un mausoleo diseñado por el arquitecto Robert Adam.

    Mausoleo David Hume

    Durante el siglo XVIII fueron muchas las personas a las que enterraron vivas, ya que en esos tiempos, si una persona no se movía y respiraba se daba por muerta aunque podía ocurris es que solo hubiese sufrido un ataque de catalepsia.

    En 1815, tras la victoria en la batalla de Waterloo se aprobó un nuevo espacio ampliando el cementerio y un gran número de tumbas fueron trasladadas de la parte más antigua a esta nueva. Fueron en estos traslados donde comprobaron que muchos de los ataúdes tenían golpes y arañazos a causa de los intentos fallidos de las personas de ser escuchados y sacadas de sus tumbas. No obstante, siempre hay algún adelantado a la época y se han encontrado sistemas de “llamadas SOS” (como una campanilla con una cuerda atada a las manos de los fallecidos) por si los “no-muertos” despertaban. Durante estos traslados se tuvo que construir una pequeña torre de vigilancia para tener controlados a los ladrones de tumba. Torre que podemos ver a día de hoy en el cementerio.

    Cementerio Calton Burial GroundCementerio Calton Burial GroundOtro de los monumentos que llaman la atención al entrar al cementerio es el Monumento a los Mártires Políticos. Un gran obelisco erigido como homenaje a cinco reformistas del siglo XVIII fallecidos por motivos políticos.

    Monumento a los mártires políticos

    Otro monumento destacado dentro de este mismo cementerio es el monumento dedicado a los fallecidos durante la guerra civil americana, siendo el único monumento que homenajea esta causa fuera de EE.UU. En el podemos ver una escultura de un esclavo sujetando un libro a los pies de Abraham Lincoln junto una frase extraída de uno de los escritos del que fue presidente de los EE.UU: “To preserve the jewel of liberty in the framework of Freedom”

  19. Universidad de Edimburgo:

    Universidad Edimburgo

    Siempre había tenido la duda de si las universidades inglesas que salen en las películas en las que los estudiantes están sentados en el césped mientras toman un picnic y hablan de sus cosas eran verdad o simplemente era un estereotipo que se usaba en las películas. Hasta que llegue a Edimburgo.

    La Facultad que visitamos durante nuestro viaje fue la de Derecho, y aunque no tiene un gran parque de césped con árboles, bancos, mesas etc, si que tiene un pequeño césped en en patio central, otorgándole una gran paz y tranquilidad en aquel majestuoso edificio.

    Universidad EdimburgoUniversidad Edimburgo

    Si tienes tiempo acércate hasta la facultad de derecho, merece la pena su visita. Si vas en época de estudios y está abierta también podrás ver y sentir el ambiente universitario escocés, en mi caso cuando fuimos estaba cerrada y estuvimos solos, pero me vino bien para poder tomar la fotografía anterior.

  20. Portobello, la playa de Edimburgo:

    Portobello Edimburgo

    Aunque la mayor parte del año hace mucho frío y el sol se deja ver poco, Edimburgo cuenta con un gran paseo marítimo para dar un paseo.

    La playa se encuentra a unos 5km del centro de la ciudad y si coges el autobús numero 26 en Princes Street tardarás unos 26 minutos, pero merecen la pena, te lo aseguro.

    Por tan solo £3 puedes comprar un pase de autobús para todo el día, sin límites de viajes, así que no tienes excusas para bajar hasta Portobello.

    Playa Edimburgo, portobello

    Si las calles de Edimburgo enamoran, su playa hará que quedes cautivado. El mar es amplitud, es liberación, es la vista al infinito que muchas veces nos hace falta para sentirnos libres, y la playa de Edimburgo consigue esa sensación gracias a su playa de extensa arena que se mezcla con la espuma del mar del norte, liberándonos del ajetreo de sus calles, de sus músicas y sus olores, transportándonos al infinito de donde nunca se quiere volver. Si vas en época de frío, no podrás aprovecharla como te gustaría, pero solo por dar un paseo y relajarte del estrés de la ciudad es 100% recomendable.

Dejar respuesta

Responsable: Ismael Vázquez Luengo - NIF: 78992409J Dir. postal: C/ Marqués de Estella, Portal 18, Puerta 9 E-mail: isvazlu@gmail.com Tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en viajandoconnael.com estamos tratando sus datos personales, teniendo derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.

Please enter your comment!
Please enter your name here