Donde comer barato en Nueva York: TOP 10

Cuando escogimos ir a Nueva York, lo primero que se nos vino a la cabeza en relación a la gastronomía fueron las hamburguesas, siendo éstas uno de sus puntos fuertes. Os adelanto que lo que más comimos durante ocho días fueron hamburguesas, pero también probamos muchas otras cosas. Si quieres saber dónde comer en Nueva York no os perdáis este post que os hemos preparado.

Lo que descubrimos en la gran manzana es que la gastronomía es muy diversa, encontrando comida de todas las culturas. Esta variedad viene dada por la cantidad de personas de diferentes países que conviven en Nueva York

Nueva York es la cuna de la comida rápida, cada vez que salíamos de una boca de metro una mezcla de olores inundaba nuestro olfato. En cada esquina encontramos carros con comida para llevar de todo tipo: asiática, india, argentina, americana… ¡hasta un camión con palomitas con una gran variedad de condimentos y sabores!

A diferencia de lo que estamos acostumbrados en España, en Nueva York la mayoría de las personas van comiendo por la calle o bebiendo café en vasos de gran tamaño. Podría decirse que un café allí es de tres o incluso cuatro en España.

Dado que nuestros presupuestos no eran excesivos, y teniendo en cuenta que en Estados Unidos todo es mucho más caro que en España, apostamos por comer comida rápida en lugares aconsejados por otros bloggers. No fuimos a los mejores restaurantes, pero comimos las mejores hamburguesas.

Si queréis comer barato en Nueva York, os dejamos una lista con los mejores lugares para comer en la gran manzana. ¡No te la pierdas!

Dónde comer barato en Nueva York

Five Guys

Fue el primer lugar en el que comimos y todo un acierto. Hay varios restaurantes de esta cadena alimenticia por toda la ciudad. Actualmente es muy popular, e incluso algunas personas afirman que son de las mejores hamburguesas de Nueva York. Nosotros en cambio hemos probado otras mejores, aunque como sus patatas fritas no hay otras, ¡están riquísimas!

La carta no es muy extensa, solamente encontrareis perritos calientes, hamburguesas y patatas fritas. Podéis elegir entre tres hamburguesas: la cheeseburguer, la bacon burguer y la normal. Eso sí, tienen una gran variedad de topping (ingredientes) que podéis añadir gratis.

Para que os hagáis una idea, compramos dos hamburguesas, unas patatas grandes, y una bebida que podéis rellenar las veces que queráis, por unos 40$.

Sus locales se distinguen por los colores blanco y rojo, y seguro que os topareis con más de uno por la ciudad. No dudéis en entrar y probar sus hamburguesas y ya nos comentaréis qué tal.

Fue nuestra primera hamburguesa y la cogimos con tantas ganas que no nos acordamos de hacerle una foto para enseñárosla… pero a todo lo demás si, así que prepararos para que se os haga la boca agua.

Nosotros fuimos a uno muy cerca de Grand Central Terminar, os dejo el enlace para que podáis encontrarlo:  690 3rd Ave, New York, NY 10017, EE. UU.

Burguer Joint

Si hay un lugar que no podéis perderos en Nueva York es Burguer Joint. Se sitúa en el interior de un lujoso hotel, el hotel Parker Meridien.

A nosotros nos costó la vida encontrar el hotel. Pasamos hasta tres veces por delante y no lo vimos. No busquéis ningún tipo de cartel que ponga «Hotel» porque no lo hay. Pero no os preocupéis, que nosotros lo encontramos y un poco más abajo os decimos la localización exacta para que no os perdáis.

El restaurante se encuentra tras una cortina roja junto a la recepción del hotel. Seguramente veréis la cola de personas, ya que son muchos los que acuden aquí para probar una de las mejores hamburguesas de Nueva York. Para nosotros, la mejor.

Al entrar al gran edificio, pensareis que encontraréis un lujoso restaurante, pero nada que ver. Es un lugar con decoración de madera, fotos, cuadros, incluso firmas y mensajes de clientes en las paredes para dejar de alguna forma su huella.

SABÍAS QUE…

Cuentan que Burguer Joint se encuentra dentro del lujoso hotel Parker Meridien, porque cuando construyeron el hotel, el dueño no aceptó la indemnización para quitar la hamburguesería y decidieron cederle un pequeño espacio para su negocio. No sabemos si será cierto o no… pero sin duda, tiene su gracia comer en este establecimiento «clandestino»

No os atenderán en mesa, sino más bien es un “fast food”, hay que pedir en la barra y en cuanto tengas tu comida, buscar un lugar para sentarse. En la fila, justo antes de entrar por la puerta, encontraréis en la pared papeles de diferentes lenguajes para anotar la comida. Es un papel por persona, y hay que marcar la hamburguesa que elijas, el tipo de cocción de la carne, los ingredientes, así como complementos, postres y bebida. Este método está bastante bien, ya que si no domináis mucho el idioma es más rápido y eficaz. Cuando llegas a la barra para pedir, solo tienes que dar el papel, pagar y esperar que digan tu nombre. Fácil, ¿verdad?

Nos pedimos una hamburguesa clásica 8,96$, una cheeseburguer 9,42$, unas patatas fritas 4,12$, coca cola 2,75$. Unos 25$.

El precio está bastante bien, las hamburguesas son muy sabrosas, y el local es digno de ver.

La dirección de Burguer Joint es la siguiente: 119 west 56th Street, New York 10019. Recordad que está en el interior del Parker Meriden Hotel.

Shake Shack

Para nosotros Shake Shack fue de las mejores hamburgueserías en relación calidad-precio. Es una cadena alimenticia de restaurantes repartidas por toda la ciudad, y es las más famosas de Nueva York. A día de hoy echo de menos el sabor de estas hamburguesas.

En la carta podéis encontrar varios tipos de hamburguesa de carne de ternera Angus fresca o una de pollo frito, perritos calientes, patatas fritas y batidos.

Comimos dos veces en Shake Shack y para que os hagáis una idea de los precios, la primera vez pedimos una ShackBurger de queso single por 5,69$, una Smoke Shack single por 7,29$; unas patatas fritas rizadas con bacon y queso, (que estaban riquísimas) por 4,89$ y una bebida rellenable 2,89$. En total nos salió por 20,76$. Un precio bastante razonable para ser Nueva York.

No podéis iros de Nueva York sin probar una de las hamburguesas de Shake Shack.

Como he dicho hay muchos repartidos por toda la ciudad, pero nosotros comimos en dos, os dejamos las direcciones para que podáis echarle un vistazo:

Ellen´s Stardust Diner

Es un restaurante muy famoso y visitado por los turistas en Manhattan. Situado en Broadway, es un lugar en el que aparte de comer comida típica americana, los camareros van cantando mientras atienden las mesas.

Fuimos a las 19:30h y ya había bastante cola, aunque avanzó muy rápido. Merece mucho la pena aguantar un tiempo en la cola ya que el espectáculo y la experiencia es estupenda. (¡Y la comida!)

Nos pusieron en una mesa justo en el centro del restaurante por lo que vimos los espectáculos sin ningún problema. Eso sí, aunque la propina estaba incluida en el ticket, había una señora que cada dos por tres pasaba con un cubo para que colaborásemos con algo de dinero por los espectáculos.

El sitio no es de los más económicos, pero por los shows merece la pena. Eso sí, en la carta ponía que mínimo hay que gastarse por persona 20$, pero no os preocupéis ya que cualquier plato cuesta eso.

Os desgloso nuestro ticket:

Pepsi 4,25$
Stella Draft (cerveza) 9,50$
Duke (hamburguesas) 2×19,50$ : 39,00$
Spaguetti & Meatballs (espaguetis con albóndigas): 20,00$
Caesar Salad (ensalada cesar) 21,50$
Subtotal 94,25$
Gratuity INCLUIDED (propina) 18,95$
Sales Tax 8,37$
TOTAL 121,47$

SABIAS QUE…

El agua es gratis en todos los establecimientos. Eso sí, no esperéis botellas cerradas, al menos nosotros no las hemos visto. Suele ser agua del grifo.

La dirección del Ellen´s Stardust Diner es la siguiente: 1650 Broadway, Nueva York, NY 10019-6833.

McDonald Times Square

Desde siempre habíamos escuchado que en Estados Unidos los menús del McDonald eran más grandes.  Por ejemplo, que un menú mediano en España era el pequeño de allí, y teníamos que comprobarlo. Para ello decidimos ir a un McDonald muy especial, el de Times Square.

Hay hamburguesas y otros productos que en España no hemos visto, por lo que decidimos probar alguno de ellos. El pan es totalmente diferente al que estamos acostumbrados, es un pan brioche de mantequilla que le da un sabor especial a las hamburguesas, así como la carne de ternera que tiene un sabor más intenso.

Los precios son parecidos a los de España, quizás un poco más, aunque no mucho, teniendo en cuenta que comimos en pleno Times Square. Comimos los dos por unos 20$.

Este McDonald tiene unas vistas que pocos establecimientos de la cadena pueden compararse. Desde sus grandes ventanales, se ve toda la calle de Times Square.

No tiene mucha pérdida, pero os dejo la dirección para que lleguéis sin problemas: Times Square, Manhattan, Nueva York, EE. UU.

Black Tap

Buscando en otros blogs lugares para comer, vimos que muchos escribían sobre los espectaculares batidos “milkshakes” de Black Tap. Cuando digo espectaculares no me quedo corta, ya que son para verlos. Los hay de varios sabores, adornados con tartas, siropes, chocolates, y todo lo dulce que os podáis imaginar.

Suele haber hasta cola para probarlos, así que imaginaos cómo esta de moda por Instagram.

Nosotros pedimos uno para compartir, y quedamos muy satisfechos. Elegimos el Brooklyn Blackout, ya que somos mucho de chocolate, y esto fue una autentica pasada: pepitas de chocolate, sirope de chocolate, nata, dos porciones bien grandes de brownie, galletas de chocolate… Hay muchos más sabores, así que no dudéis en probar la experiencia.

Los batidos valen 15$ cada uno, un poco elevados para ser un batido, pero pensad que podéis compartir uno para dos, ya que vienen bastante cargados.

En el local, también había mucha gente comiendo hamburguesas, y tenían una pinta exquisita. Nosotros no tuvimos la oportunidad, pero cuando volvamos a Nueva York las probaremos.

Hay varios Black Tap por Nueva York, pero os dejo la dirección al que nosotros fuimos: Black Tap, West 55th Street, Nueva York, EE. UU.

Llombardis

En pleno Litte Italy se encuentra Llombardis, la pizzería más antigua de Nueva York. La decoración es similar a la de aquel entonces según vimos en algunas fotos antiguas.

Ya le teníamos el ojo echado a esta pizzería desde antes del viaje y aprovechando que estábamos por Chinatown nos acercamos para almorzar, pero cuando llegamos, la cola era enorme y por un momento pensamos en irnos… pero menos mal que preguntamos. Nos dijeron que iba rápido y tardó algo menos de 20 minutos. Aunque, por fuera parece un local muy pequeño, por dentro es enorme y hay muchas mesas, así que no os preocupéis. Nos dieron un aparato para pasar cuando nos tocase el turno, por lo que está muy controlado.

La carta es «especial» por así decirlo. Solo hay tres tipos de pizza (y luego a esas pizzas le añades los ingredientes que quieras por 3$ cada ingrediente) y dos tamaños: 8 porciones o 6 porciones.

Nosotros pedimos dos pizzas grandes para cuatro personas y fue acertado, incluso nos sobró alguna porción. Una de margarita $24,50 y una margarita con jamón, y champiñones 28,50$. Para las bebidas ofrecen jarras de refrescos, así que pedimos una jarra de coca cola por 10$. En total con el TAX 68,50$. 

La masa estaba bastante buena, pero es verdad, que si os gusta con muchos ingredientes, el precio sube bastante.

Encontraréis la pizzería Llombardis en: 32 Spring St, Frnt A, Nueva York, NY 10012-4173.

Grimaldi´s

Cuando estuvimos visitando el puente de Brooklyn, fuimos a una pizzería muy cerca y recomendada por la guía de la excursión de contrastes. Son enormes pizzas hechas en el horno de leña. También encontramos cola en este lugar, pero no tuvimos que esperar mucho.

Pedimos dos pizzas grandes para compartir entre cuatro personas, (una margarita por 21$ y otra de queso, pollo y champiñones por 28$) y cuatro bebidas. El total fue 73$ + 15% de propinas.

La pizzeria está justo al comiendo del puente de Brooklyn (por el lado de Brooklyn) y puede ser una buena opción si andáis por esa zona. Os dejo la dirección exacta para que la encontréis: 1 Front St, Brooklyn, NY 11201, EE. UU.

Dough

Si queréis probar uno de los mejores donuts de Nueva York, Dough podría ser una buena opción. Nosotros nos topamos de casualidad con este sitio y la verdad es que fue todo un acierto.

Está muy bien para merendar algo y descansar las piernas, con unas vistas a la 8 Av increíbles. Pedimos un donut de dulce de leche, y el sabor fue espectacular. La textura de la masa muy esponjosa y sabrosa. De tamaño son grandes y nos costó 3,50$.

Y como a los neoyorkinos parece que les gusta esconder las cosas, este local también está un poco escondido, aunque no tanto como el Burguer Joint. Esta en la planta de arriba del City Kitchen, un pequeño espacio gastronómico con disintos locales. Solo tenéis que entrar y subir una planta. La dirección de Dought es: 700 8th Ave, New York, NY 10036.

Auntie Anne´s

Los Pretzels son un clásico de la comida en Nueva York, así que decidimos probar los más famosos, los de Auntie Anne´s. Nos pedimos uno clásico y uno llamado sour cream & onion. Este último tenía el mismo sabor que las famosas Pringles verdes. Era como comerme un pan con sabor a pringles, ¡una pasada! Además, nos lo dieron recién hechos, incluso calientes. ¡Estaban buenísimos!

Llegados a este punto, ya os habréis dado cuenta que lo que más comimos en nuestra visita a Nueva York fueron hamburguesas y pizzas. Pero nosotros encantados, especialmente Ismael, que son una de sus comidas favoritas. Pero en cuanto a la variedad de comidas, no os preocupéis, porque encontraréis de todo.

Ahorrar dinero con la comida en Nueva York

Comentaros también que cuando cogimos el viaje a Nueva York, estábamos debatiendo entre hotel u apartamento. Finalmente decidimos alquilar un apartamento para hacer la mayoría de las cenas en éste. Después de estar todo el día caminando, en varias ocasiones nos apeteció comprar comida en el supermercado y prepararnos algo en el apartamento.

CONSEJO:

Si queréis ahorraros algo de dinero, alquilar un apartamento puede ser una buena opción, ya que podéis comprar en supermercados y ahorrar algo de dinero.

De esta forma también ahorramos un pico, ya que como habéis podido comprobar los precios en Nueva York son más elevados en comparación con los que tenemos en España. Además, también es una buena experiencia entrar en un supermercado, ver la variedad de productos que tienen diferentes a los nuestros, y vivir la auténtica vida neoyorquina.

Aquí acaba nuestra lista de lugares donde comer en Nueva York. Esperamos que os hayan entrado ganas de visitar alguno, y nos comentéis cual ha sido vuestra experiencia. Si conocéis otros lugares para comer en Nueva York nos gustaría que lo compartieseis con nosotros.

OTROS POST SOBRE NUEVA YORK QUE OS PUEDEN INTERESAR:

Qué ver en Chinatown: el barrio chino de Nueva York

Estatua libertad (gratis) y lower Manhattan

Tour contrastes: un imprescindible en Nueva York

Qué ver en Central Park: el pulmón de Nueva York

Ruta andando por Nueva York: conociendo Manhattan en 1 día

¿TE HA GUSTADO? COMPÁRTELO:

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos:

Últimas entradas:

Reserva tu hotel ahora:

Booking.com

Compra el vuelo al mejor precio:

Alquila un coche:

No te arriesgues, viaja seguro:

Equípate para el viaje:

Contrata las mejores excursiones de Nueva York:

Deja un comentario

Responsable: Ismael Vázquez Luengo - NIF: 78992409J Dir. postal: C/ Marqués de Estella, Portal 18, Puerta 9 E-mail: isvazlu@gmail.com Tratamos la información que nos facilita con el fin de prestarles el servicio solicitado. Los datos proporcionados se conservarán mientras se mantenga la relación comercial o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales. Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. Usted tiene derecho a obtener confirmación sobre si en viajandoconnael.com estamos tratando sus datos personales, teniendo derecho a acceder a sus datos personales, rectificarlos o solicitar su supresión cuando los datos ya no sean necesarios.